Cómo Resolver un Atasco en el Fregadero

atasco fregadero grave
Escrito por: Desatascos Pro
marzo 18, 2024

¿Por qué se generan los atascos en el fregadero?

Los atascos en el fregadero son un problema común que enfrentamos en nuestra vida cotidiana. Entender por qué se producen puede ayudarnos a prevenirlos y a tener una mejor gestión de nuestra cocina. Principalmente, los atascos se generan por acumulación de residuos y grasa en las tuberías.

Acumulación de residuos

Uno de los principales motivos de los atascos son los residuos sólidos. Cuando lavamos los platos, es común que partículas de comida permanezcan en el fregadero y, al pasar por el desagüe, acaben acumulándose en las tuberías, formando gradualmente un atasco. Por ello, es aconsejable raspar los platos antes de lavarlos y utilizar rejillas de drenaje para minimizar la cantidad de residuos que entran en la tubería.

Grasa y Aceite

Otro factor importante en la generación de atascos es el aceite y la grasa de los alimentos. Cuando lavamos sartenes y ollas con restos de aceite o grasa, estos pueden pegarse a las paredes interiores de las tuberías y atraer a otros residuos, formando un tapón que bloqueará el agua. La mejor manera de prevenir estos atascos es poner el aceite y la grasa en un recipiente y desecharlo en lugar de verterlo por el fregadero.

Uso de detergentes y jabones

Los detergentes y jabones son parte esencial de nuestra rutina de limpieza, pero en exceso pueden ser también una causa de atascos. Los jabones tradicionales, al mezclarse con minerales en el agua, pueden formar una espuma dura que se adhiere a las tuberías, creando bloqueos. Para evitar esto, puedes optar por usar detergentes y jabones líquidos, que son menos propensos a crear acumulaciones y atascos.

Diferentes tipos de atascos en el fregadero

El atasco del fregadero es uno de los problemas más comunes y molestos en el hogar. Este puede ser causado por diversos factores, perturbando nuestra rutina diaria. A continuación, vamos conocer por qué suceden los atascos en el fregadero.

Atasco de grasa

El atasco de grasa es quizás el más común de todos. Este tipo de atasco sucede cuando se vierten alimentos grasientos o aceite en el fregadero. Con el tiempo, la grasa se endurece y llega a formar un bloqueo en las tuberías.

Atasco de comida

Otro tipo de atasco en el fregadero es el atasco de comida. Esto sucede cuando se desechan restos de comida a través del fregadero. Los trozos de alimentos, incluso los pequeños, pueden acumularse y causar atascos importantes en las tuberías.

Atasco de pelo

El atasco de pelo es más común en baños que en cocinas, pero aun así importante. Los cabellos pueden acumularse en las tuberías y formar una especie de red que atrapa otros elementos, provocando un atasco.

Atasco de objetos sólidos

Finalmente, tenemos el atasco de objetos sólidos. Aunque puede parecer extraño, a veces objetos como joyas, juguetes pequeños o incluso utensilios pueden caer en el fregadero y llegar a las tuberías, causando un bloqueo.

Conocer el tipo de atasco nos permitirá encontrar la mejor solución posible y ahorraremos tiempo y esfuerzo al limpiar nuestras tuberías.

Prevención de atascos en el fregadero: consejos útiles

Desde luego que enfrentarte a un fregadero atascado puede ser un verdadero dolor de cabeza. Sin embargo, existen varias formas probadas y efectivas de prevenir estos atascos. ¿El secreto? En gran parte se reduce a un mantenimiento y uso consciente de nuestro fregadero. A continuación, te damos algunos consejos que puedes seguir para mantener tu fregadero funcionando sin problemas.

Limpieza Desagüe Fregadero

Un buen mantenimiento es esencial para evitar atascos. Esto implica limpiar el fregadero regularmente para evitar la acumulación de residuos. Puede realizar limpiezas profundas utilizando productos de limpieza específicos para tuberías, o soluciones caseras, como la mezcla de bicarbonato y vinagre.

Evita arrojar ciertos residuos

Existe una serie de productos que jamás deberías arrojar por el fregadero. Los aceites y grasas, por ejemplo, pueden solidificarse y obstruir las tuberías. En lugar de verterlos por el fregadero, puedes recolectarlos en un recipiente y deshacerte de ellos adecuadamente. Del mismo modo, los restos de comida, por más pequeños que sean, pueden acumularse y causar atascos over el tiempo.

Uso de rejillas y filtros

Finalmente, el uso de rejillas y filtros puede ser extremadamente útil para prevenir atascos. Estos atrapan los residuos grandes antes de que puedan pasar por el fregadero, lo que reduce significativamente la posibilidad de atasco. Asegúrate de limpiar estas rejillas regularmente para maximizar su efectividad.

Recuerda, un poco de prevención puede ahorrar mucho tiempo, esfuerzo y dinero en reparaciones a largo plazo.

¿Cómo desatascar el fregadero de forma casera?

Vamos a proporcionarte varios métodos caseros que pueden ayudarte a solucionar este problema sin la necesidad de contratar a un profesional. Aquí te enseñaremos el paso a paso de cómo desatascar el fregadero de forma casera.

Identificar el problema

Lo primero que debes hacer es identificar la gravedad del problema. Si el agua simplemente fluye lento, puedes recurrir a soluciones químicas. Sin embargo, si el agua no fluye en absoluto, necesitarás recurrir a métodos más físicos.

Métodos químicos

Existen productos de limpieza que puedes utilizar para desatascar el fregadero. Uno de los más comunes es el bicarbonato de sodio. Simplemente vierte una media taza de bicarbonato de sodio en el fregadero, seguido de una media taza de vinagre. Deja esta solución en el desagüe durante 15-20 minutos, luego enjuaga con agua caliente. La reacción química entre estos dos elementos puede deshacerse de la suciedad y grasa que bloquea el fregadero.

Métodos físicos

Si el problema persiste después de usar los métodos químicos, puedes intentar desatascar el fregadero de forma física. Para esto, puede ser útil utilizar una desatascadora de émbolo o unas varillas especiales para desatascar los fregaderos. Sin embargo, ten cuidado al usar estas herramientas, ya que un uso incorrecto puede dañar las tuberías de tu hogar.

Prevención

Como no podía ser de otra manera, lo mejor que puedes hacer para evitar que tu fregadero se atasque es seguir buenas prácticas de uso. Por ejemplo, no deberías tirar aceite de cocina usado por el fregadero, ya que esto puede causar obstrucciones. De igual forma, mantener el fregadero limpio puede evitar que se acumulen restos de comida u otros elementos que puedan causar un atasco.

Métodos profesionales para desembozar el fregadero

Además de las soluciones comentadas anteriormente, existen diversos métodos profesionales que pueden resultar de gran ayuda para resolver esta cuestión. Estos son algunos de los más efectivos.

1. Utilización de productos químicos

Una de las primeras opciones que suelen recomendar los profesionales son los productos químicos. Este tipo de soluentes, disponibles en la mayoría de los supermercados y tiendas de bricolaje, son muy efectivos a la hora de disolver el atasco en el fregadero. Se deben seguir estrictamente las instrucciones de uso del producto para garantizar su correcto funcionamiento.

2. El método físico

Si prefieres evitar los productos químicos, otro método profesional para desatascar el fregadero es el uso de un desatascador manual o una serpiente de fontanero. Esta herramienta se introduce en la tubería y, gracias a su diseño en espiral, puede llegar hasta el atasco y eliminarlo. Es especialmente útil para atasco de sólidos que no puedan ser disueltos por un producto químico.

3. Llamar a un fontanero

Si los métodos anteriores no surten efecto, siempre puedes recurrir a la ayuda de un profesional. Un fontanero experimentado cuenta con herramientas y conocimientos avanzados para desatascar el fregadero. Recuerda, es importante no intentar soluciones más allá de tus capacidades que puedan acabar empeorando el problema.

¿Cuándo contactar a un profesional para desatascar el fregadero?

El fregadero de la cocina es un elemento esencial en nuestro hogar, sin embargo, puede ser muy común que, con el paso del tiempo, acumule residuos que puedan ocasionar atascos. Pero, surge una importante duda: ¿cuándo debemos contactar a un profesional para desatascar el fregadero?. Estos son los contextos donde es recomendable llamar a las empresas de desatascos:

1. Atasco Fregadero Grave

Si has probado todas las soluciones por ti mismo/a que se enumeran en todas las páginas web, pero el agua aún se niega a desaparecer, podría ser aconsejable acudir a un experto. Un atasco persistente puede ser un signo de un atasco del fregadero grave que requiere una intervención profesional.

2. Malos olores

Los malos olores pueden ser un indicio de un atasco. Si después de intentar limpiar las tuberías, los olores persisten, se hace necesario llamar a un profesional. Esto puede ser la señal de un problema más profundo que afecta al sistema de tuberías de tu hogar.

3. Agua de vuelta

Si, a pesar de la ausencia de atascos visibles, el agua regresa por el desagüe, puede ser el indicador de un problema serio que está más allá de tus habilidades y requerirá la atención de un profesional. Esta agua de retorno podría ser consecuencia de un bloqueo en las tuberías profundas.

4. Frecuentes atascos

Si los atascos en tu fregadero se vuelven una frecuencia, es señal de que algo no anda bien. Un fregadero no debería obstruirse regularmente. Si ese es el caso, probablemente existe un problema persistente en tu sistema de drenaje que necesita ser resuelto por un profesional.

Consecuencias de no tratar a tiempo un atasco en el fregadero

Como has podido comprobar, los atascos en el fregadero son una problemática más común de lo que podríamos pensar. En su mayoría suelen producirse por acumulación de restos de comida y grasas, los cuales se adhieren a las tuberías y terminan por obstruirlas. Cuando esto ocurre, es fundamental actuar de manera inmediata, ya que las consecuencias de no tratar a tiempo estos atascos pueden ser más graves de lo que se piensa.

Problemas de higiene

Uno de los problemas más evidentes derivado de un atasco prolongado en el fregadero es la falta de higiene. La acumulación de restos de comida y grasa puede desarrollar bacterias y malos olores, creando un ambiente insalubre en tu cocina. Además, también puede atraer plagas como insectos o roedores, agravando aún más la situación.

Daños en la fontanería

Sin embargo, la falta de limpieza no es el único problema. Un atasco prolongado puede originar serios daños en la fontanería. La presión del agua puede incrementarse en las tuberías, lo que a su vez puede provocar fugas o incluso roturas. Estas reparaciones suelen ser costosas y requieren de profesionales para su arreglo.

Gasto económico y de agua

A primera vista, un atasco en el fregadero puede parecer un inconveniente menor. Pero, si no se trata a tiempo, este problema puede llevar a un mayor gasto económico y de agua. No solo por las posibles reparaciones que pueda necesitar la fontanería, sino también por el exceso de agua que se puede malgastar al intentar resolver el atasco.

Desbordamiento y humedades

Finalmente, si el atasco persiste y el agua no puede fluir correctamente, es probable que se produzca un desbordamiento. Esto no solo puede generar humedades en las paredes y suelos de tu hogar, sino que también puede afectar a los muebles y electrodomésticos de tu cocina, pudiendo ocasionar graves daños y los consecuente gastos de reparación o sustitución.

Sobre el Autor